Chachai Baby Boutique – Sucursales y productos

Cuando se trata de exclusividad y distinción, Chachai Baby Boutique en Panamá es una de las primeras en la lista. Se trata de una tienda pequeña, muy exclusiva que desde el año 2013 que fue fundada; se encarga de traer piezas de vestir para niños panameños de entre cero y 12 años. Su meta es que cualquier niño se vista como de la realeza.

Dentro de la mercancía que es española, se incluye calzado, juguetes, peluches, accesorios y mobiliario para decorar; con toques europeos, las habitaciones de los niños panameños. Chachai Baby Boutique comercializa alfombras, mesas de noche, camas, cunas, mosquiteros, cortinas, lámparas y hasta papel tapiz; todo para adornar las habitaciones de forma sin igual.

Chachai Baby Boutique, tienda de ropa infantil

Sus productos son variados para vestir a los más pequeños para la playa, al salir del hospital o para cualquier ceremonia de bautizo o comunión. Se trata de las mejores marcas de ropa y zapatos y para mayor distinción. Muchas de sus piezas son fabricadas con las mejores telas, bordadas a mano y hechas a la medida.

A Chachai Baby Boutique le importa los detalles y por esta razón sólo les ofrece a sus clientes colecciones pequeñas, únicas y limitadas. La empresa trabaja con domicilio y envíos a toda Panamá.

Sucursal:

Calle 76

Plaza Caesar detrás del Hotel Sheraton, planta baja local 2, San Francisco, Panamá

Teléfono: +507 395-2253 | +507 67803106

E-mail: chachaipanama@gmail.com

Chachai Baby Boutique, tienda de ropa infantil

Redes:

Instagram: https://www.instagram.com/chachaipanama

Facebook: https://www.facebook.com/ChachaiBabyBoutique/timeline

Datos curiosos:

  • Hasta el siglo XVIII la ropa infantil tenía las mismas características que la de los adultos; estrecha, con muchos adornos e incómoda. El diseño de moda no llegaba a la ropa infantil.
  • Hasta los cuatro o cinco años, los niños y niñas usaban la misma ropa; unas batas blancas que impedía identificar su género.
  • Como si fuese poco lo incomodo de las prendas de los niños; a su vestimenta se le agregaban dos prendas más. Unos gorros que se utilizaban como cascos protectores para las de caídas y fajas de las cuales se creía que ayudaban a formar una buena postura
  • Cuando los pequeños por fin cambiaban a ropa de adulto y dejaban atrás las fajas no terminaba su sufrimiento. Las niñas empezaban a usar debajo de las faldas largas pantaletas; unos monos de tela para que no se le vieran las piernas. Mientras que los niños empezaban a usar pantalones cortos para facilitar su movimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *